viernes, 4 de septiembre de 2015

Decorando con tu roommate

¡Hola a todos!
Estamos ya en Septiembre y muchos habéis empezado ya la Universidad y otros más
afortunados la empezaréis dentro de unas pocas semanas.
En Canadá y en Estados Unidos, es muy típico empezar la Universidad en una ciudad,
pueblo, Estado, diferente al que has vivido toda tu vida, por lo que a los 18 años
los estudiantes salen del "nido" y empiezan una nueva vida.
En España es muy típico los colegios  mayores, cosa que siempre he detestado, pero
en EEUU a parte de estos, es muy normal vivir en pisos ó chalets cerca del Campus
ó dentro de él, que te facilita la Universidad.
La idea de hoy es daros algunos consejos a todos aquellos que vais a vivir con un
desconocido ó un amigo, bien porque empezáis la Universidad ó porque es tiempo
de independizarse y os toca decorar una casa desde cero. Cada uno tenemos nuestros
gustos y nuestras preferencias y las chicas especialmente somos más "nuestras" a la hora de
decorar, de poner esto aquí y eso allá, por lo que espero que estos consejos os ayuden.



1) Partir desde un mismo punto
Antes de empezar, es importante que os aseguréis que tipo de estilo os gusta a cada una,
cuales son vuestros colores favoritos ó que nunca jamás compraríais para vuestra casa.
Y lo más importante es hablar y llegar a un acuerdo sobre cuánto dinero estáis dispuestas
a invertir cada una. 
Muchas veces saltamos este paso y los problemas vienen después.

2) Combinando lo viejo con lo nuevo
Si es vuestro primer apartamento para las dos, no hay problema, pero lo más seguro
es que alguna haya vivido ya por su cuenta y traiga los muebles de su anterior casa.
Esto puede ser un desastre si a la nueva compañera no le gusta para nada el estilo de estos.
En este caso y por experiencia propia hay que ceder un poco y estar dispuestos a
deshacerse de lo viejo ó renovarlo. Siempre puedes cambiar los pomos a un armario,
comprar nuevos cojines para el sofá, una nueva funda de edredón (en el caso de que
tu nuevo compañero de casa sea tu compañero de vida también) cambiar el color de un
mueble etc...

3) Si no llegáis a un acuerdo
Puede que sea imposible que lleguéis a un acuerdo, por lo que en este caso, mi consejo
es repartirse los lugares de la casa.
Si por ejemplo una sabe cocinar, que sea esa quien decore la cocina a su gusto, 
ó si otra es muy especialita con el baño, que sea esta quien lo decore.

4) Aprovecha tu habitación
Si en los demás espacios de la casa tienes que ceder, llegar a un acuerdo etc... en tu
habitación sin embargo puedes dar rienda suelta a tu estilo. Da igual que no vaya nada con el
resto de la casa, lo importante es sentirte a gusto cuando te pases las horas estudiando
ó terminando un proyecto para el trabajo.
Disfrútalo, porque cuando empieces a vivir con tu novio, se acabó la habitación para tí sola,
tendrás que comprometerte también en esto.

Espero que os sirvan de ayuda estos consejos que os he dado basados un poco en mi
experiencia con mi pareja.

¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada